Continuación…..

Aunque poseía las claves de la curación,carecía del poder para servirse de ellas.El superior del monasterio, intento parar la insistencia de Usui porque, podía ser peligroso ya que,se veían envueltas importantes energías. Usui decidió retirarse a meditar sobre la montaña sagrada de Kuriyama que se encontraba muy cerca del monasterio a realizar un ayuno absoluto de veintiún días.
Durante todo su retiro,no hizo otra cosa que leer los sutras,meditar y recitar mantras. Al alba del vigésimo primer día,vio un rayo luminoso y brillante dirigirse velozmente hacia él. Decidió no moverse y el rayo le alcanzo directamente en la frente, tras creer que era su fin y que iba a morir, apareció una luz blanca sobre la que se destacaban, en oro, los símbolos sánscritos que había descubierto.
En ese momento es en el que nació la forma histórica actual del Reiki. Cuando despertó del estado en que se vio inmerso tras la llegada del rayo y la luz,Usui decidió abandonar la montaña.Al empezar el descenso de la montaña,tropezó hiriéndose en un pie,provocandole un desgarro y separación de una uña.La herida empezó a sangrar abundantemente,cegado por el hambre,la fatiga y el dolor,se impuso las manos en el pie durante varios minutos.En unos minutos el dolor calmo casi de inmediato y la hemorragia se detuvo.Esa fue una de las diversas curaciones que experimento.

monasterio kioto

Esa misma tarde llegó al monasterio,donde socorrió los dolores de Abad que se encontraba en cama por una crisis de artritis.Al cabo de unos días,marchó a los suburbios de Kioto para sanar a los mendigos y darles una vida en mejores condiciones e incluso ayudar a los mas jóvenes a buscar un trabajo.Tras pasar siete años en esta situación,observo que, a toda la gente que había ayudado ha tener una vida mejor,volvía a mendigar porque les causaba mucha fatiga el trabajar y preferían la vida de mendigo…….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *